La huelga en los medios

Tras mucha espera, llega la hora de la verdad. España hoy, 29 de septiembre de 2010, está llamada a la huelga. Un paro que viene precedido de numerosas encuestas que dictaban un pobre seguimiento pero que, a las 8:30 de la mañana, se está siguiendo, a la espera de la incorporación del grueso de los sectores, por un 70% de los trabajadores según los sindicatos en el turno de noche. Una cifra que no quieren discutir desde el gobierno, tal y como ha remarcado en su primera comparecencia el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, que no hará balance hasta el final del día, pero habla de una jornada que discurre con “normalidad”. Y mientras, ¿qué pasa en los medios?

La huelga en las portadas
Público se ha arriesgado y se ha llevado la palma. En una versión especial de 24 páginas sin secciones y dedicada a la huelga, que apoyan, se deciden a llevar una portada dibujada a mano que, sin duda, es la que más choca en el kiosco de hoy.


Una idea también arriesgada y atractiva la de Ideal, que he encontrado en el blog del amigo Paco Torres que, además, rescataba una portada histórica del Correo de Andalucía que es más llamativa si cabe.

En lo digital, como viene siendo habitual, lo más arriesgado y efectista viene de la gente de La Información, que juegan con los rostros de los dirigentes que nos han llevado, quieran o no, a esta huelga.

La huelga en directo y la participación
El País apuesta por Eskup para organizar su narración del directo, abriendo el diálogo a sus lectores, como ya utilizaron en la huelga del Metro de Madrid. Una muestra de que Eskup no es una simple red social desarrollada dentro de un medio, es mucho más.

Junto al medio de Prisa, debemos citar la apuesta de ABC por Cover It Live, que integran en la columna lateral y en que sus periodistas siguen el minuto a minuto, integrando también los canales de Twitter de los profesionales que siguen la huelga desde la calle.

Algo similar llevan a cabo en El Mundo, donde además recogen mensajes que van compartiendo los usuarios en las redes sociales interactuando con sus espacios en Twitter, Facebook y Tuenti (que adecuadamente citan pero no integran de manera natural, sino eligiéndolos “a mano” e identificándolos con un color diferente a los mensajes de sus periodistas).

Uno de los directos más significativos, aunque con menos nivel de actualización, ha sido el de Arsenio Escolar, director editorial de 20 Minutos, que ha realizado una cobertura completa en su blog, dando su visión personal de todo lo que acontecía en torno a esta jornada.

La huelga en las redacciones
Este paro se nota hoy en los kioscos, que acusan la notable asistencia de ayer de los miembros de la prensa escrita. Entre los digitales, seguimiento desigual, aunque destaca la medida de Público, cuyo equipo de Internet ha respaldado el paro en un 90% y, como destaca hoy en Twitter la redactora jefe de la sección de Ciencias, Patricia Fernández de Lis, no hará seguimiento de la huelga minuto a minuto, pues no se actualizará.

Una medida desigual en los medios que me me lleva a preguntarme, como leía a Aimar Bretos hace un par de días, ¿debemos los periodistas ir a la huelga? ¿No aportamos más trabajando y dándole difusión?

La huelga y el pago
Ante un día como el de hoy, en que se dificulta sobremanera la recepción de los diarios en papel en los kioscos, El País ha apostado por ofrecer de manera gratuita y desde su portada la descarga al PDF con su edición completa, al igual que AS, mientras otros continúan con su apuesta habitual.

La huelga en las redes sociales
El País ha creado un canal específico en Twitter para difundir los mensajes que escribe en Eskup, mientras otros medios apuestan por sus canales específicos, como El Mundo o La Información. Una apuesta discreta en que brilla por su ausencia por el momento la conversación con la comunidad y la difusión de sus mensajes a través de Retweets, a excepción de la cuenta del medio capitaneado por Pedro J. Ramírez. En cualquier caso, el foco en este espacio es para los usuarios, que no precisan de la intermediación de nadie para hacer oir su voz a través de etiquetas como las polarizadas #yovoy y #yonovoy o las abiertas #29S, #huelga y #huelgageneral. En paralelo y para poner un tono jocoso a la jornada, se ha popularizado el #holocaustopiquete. Lo que está claro es que ha sido la primera huelga de las redes sociales.

La huelga y las personas
La gente de Periodismo Humano se ha diferenciado desde el primer día y en esta jornada no iba a ser menos. Su apuesta ha sido por el microblogging con la plataforma Posterous, en la que han ido contando sus #historias29S. Un espacio en que el protagonismo no iba para el gobierno ni los sindicatos, sino para las historias de las personas que están sufriendo la crisis de verdad y que daban su visión de la situación.

La huelga en los mapas
Tanto 20 Minutos como El Mundo han apostado por la geolocalización de la información en sus especiales de la huelga.

Continuamos madurando en la cobertura de directos
Sucesos así son los que ponen a prueba a los medios, los cuales creo que en esta ocasión han dado la talla. No he podido hacer un seguimiento exhaustivo de todo lo que ocurría, pues no he secundado la huelga y he pasado el día en la oficina, pero he estado en todo momento atento a lo que sucedía y las coberturas que se han realizado me han servido para completar la información y ofrecerme una imagen completa y actualizada de lo que pasaba, pero los medios han vuelto a ser el segundo canal. Para mi, y supongo que para muchos otros, el verdadero contacto directo y el minuto a minuto de la información han sido las redes sociales, y en especial Twitter.

2 comentarios

Deja un comentario