La revolución silenciosa de El País

Desde hace unos días comenzamos a ver algunos cambios que, poco a poco, están transformando El País. ¿Hasta dónde llegará todo esto? No lo sabemos, pero esperemos que bastante lejos después de la llegada de ‘los soitus’ tras el trágico cierre de este medio. Desconozco si lo que estamos viendo es fruto de las ideas que haya traído Gumersindo y el resto de su equipo o el plantel anterior ya lo tenía previsto. En cualquier caso, PRISA parece que reacciona de manera decidida, y no sólo desde el terreno del periodismo.

¿A qué cambios me refiero? De momento son sólo detalles, aunque parece que van a ir llegando más:

- Cambios en la portada. Lo comentaba Rosa hace unos días (a la que aprovecho para “robarle” la captura). La home del medio introdujo algunos elementos nuevos y un alargamiento de scroll que creo que resultan bastante positivos e introducen cambios como mayor visibilidad a los blogs, de los que también hay que hablar.

Portada El País

- Blogs. No es ni mucho menos la primera vez que desde dentro del medio se apuesta por el formato blog. De coberturas especiales a miradas diferentes de la actualidad, sin olvidar publicaciones temáticas. Sin embargo, parece que este punto va a convertirse en una línea de actuación aún más importante (con un nuevo diseño que considero que aún es mejorable). En apenas unos días han crecido en número con incorporaciones como las de Estrategia DigitalTrending Topics.

- Enlaces a otros medios. De momento, sólo lo he visto en la sección de Sociedad y con un sólo medio, aunque espero que pronto se extienda por el resto de espacios de El País y con más medios. ¿Os imagináis un Selector integrado en todas las secciones?.

Por el momento, algunos me dirán que son sólo algunos detalles, aunque espero que en unos meses sigamos viendo más cambios que transformen el medio y revolucionen un poco el panorama. ¿Qué será lo próximo?

Actualización

Juan Varela también comenta el tema y se centra en la parte de los blogs, dando más información al respecto.

5 comentarios

Deja un comentario