Magpile y los locos por las revistas

Lo reconozco, cada día soy más de revistas. Me cansan los periódicos, sus fórmulas encorsetadas y su falta de disrupción. Su incapacidad para amoldarse a los nuevos hábitos de consumo. No lo tienen fácil, lo sé. Pero eso es otro tema. Hoy he venido a hablar sobre revistas. Impresas, sí. Hablo mucho de plataformas online, de medios digitales y de tabletas, pero el papel está vivo y tiene futuro. Eso tiene que quedar claro.

Oda a las revistas
Fanzines culturales, revistas de moda, de “estilos de vida”, de deportes… Las devoro. Todas las que puedo. Como no lo había hecho nunca. Hablo de grupos de comunicación como SpainMedia que, capitaneado por Andrés Rodriguez, consigue un buen nivel en ediciones patrias de cabeceras históricas como Esquire; algo que se confirma con el anuncio de la llegada de la mítica Forbes a nuestro país de su mano. Hablo también de grupos de “locos” que han creado cosas como Jot Down, que está sacando del horno su segundo número, o como Panenka, que ya ha cumplido un año de vida. Hablo de mirar más allá de nuestras fronteras, donde encontramos cosas como Monocle, ese compendio de cultura, diseño, negocios, estilo, arquitectura, infraestructuras, viajes, mundo y vida -sí, yo la veo así- creado por Tyler Brûlé.

Las revistas se adecuan mucho más a mis hábitos de consumo de papel
Hay mucho más. Tanto que se me hace imposible llevar todas mis lecturas de revistas al día. Un trabajo pendiente del que disfruto los fines de semana de tiempo libre y sofá. Porque abogan por la profundidad, apuestan por el detalle y me hacen huir de la locura de la información del día a día, con la que ya lidio desde las pantallas. Todo es cuestión de reposo y perspectiva.

Las revistas como vía de salvación de los periódicos
No he venido aquí a hablar del futuro de los periódicos pero no me aguanto a dejar un apunte. Sólo propongo un papel que no compita con Internet, que utilice otros formatos y otras periodicidades y cuyo objetivo sea ser coleccionado. Una receta que ya explicó hace poco Nacho Escolar cuando anunció que, entre sus planes, estaba editar una versión en papel de eldiario.es. Entre el monográfico trimestral que él tiene en mente -lo que viene siendo una revista- al periódico diario hay muchos puntos intermedios. Hay espacio para probar, ¿por qué no intentarlo?

Magpile, la excusa elegida para hablar de revistas
Bueno, ¿y todo este post por qué viene motivado? Porque he descubierto Magpile. ¿Qué es? Una comunidad de amantes de las revistas. Un completo directorio que van construyendo sus usuarios. Perfiles de publicaciones de todo el mundo con cada uno de sus números. Críticas y opiniones… En definitiva, un recomendable paraíso para cualquier loco de estas publicaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *